Skip to content

Covenant #3: Deity, de Jennifer Armentrout. CAPÍTULO 14 en español.

Posted in Traducciones

CAPÍTULO 14

Traducido por Blair :)

Más tarde esa noche, mantuve el teléfono celular alejado a medio metro de mi cabeza y aun así pude sentir como Seth gritaba en mi oído.
“¡Voy a matarlo!”
“Sí, no eres el primero en decir eso.” Me bajé de la cama, frunciéndole el ceño a la puerta. No necesitaba ir a comprobarlo para saber que León estaba justo afuera de mi habitación. Gracias a los dioses la mayoría de los chicos se habían ido, porque tener a un centinela personal como guardia me haría aún más freak. “Y es muy triste cuando yo soy la voz de la razón.”
“¿Qué más sugieres?” Él preguntó. “Él es el ministro jefe, Alex. Es obvio que le ordenó al Guardia que te atacara”.
“Sí.” Me dirigí a mi cuarto de baño, volviendo la cabeza hacia un lado. El lado izquierdo de mi mejilla estaba rojo y levemente hinchado. Un poco de azul delineaba mi mandíbula. El golpe de Jackson había sido peor. Telly golpeaba como una niña. Sonreí. “Pero Aiden dijo que no…”
“Aiden es un idiota.”

Puse los ojos en blanco.

“De todos modos, ¿por qué no contestaste el teléfono ayer por la noche?”
“¿Estás celosa?”
“¿Qué? No. Fue muy raro.”
Seth se rió. “Estaba muy ocupado y ya era demasiado tarde cuando tuve la oportunidad de llamarte. ¿Me extrañaste o algo?”
En realidad no. Me aparté del espejo y entré al dormitorio. “Seth, ¿qué estás haciendo realmente allí?”
“Ya te lo dije.” Estática llenó la línea durante unos segundos. “De todas maneras, ¿es eso realmente importante en este momento? Deberías preocuparte por Telly”.
Me senté en el borde de la cama.
“Telly dijo que estabas allí para lidiar con los mestizos que estaban causando problemas y no estaban respondiendo al elixir. ¿Es eso cierto?”
Silencio.
Nudos comenzaron a formarse en mi estómago.
“Seth”.
Él suspiró en el teléfono. “Alex, ese no es el problema en estos momentos. Telly lo es”.
“Ya lo sé, pero necesito saber qué estás haciendo allá.” Arranqué un hilo suelto de la colcha. “Mi papá… Yo sé que él no estaba respondiendo al…”
“Ni siquiera he visto a tu padre, Alex. Además, realmente no sé cómo es y Laadan no me lo dice. Podría estar aquí. Podría haberse ido”.
Ira y frustración se apresuraron a la superficie. “¿Qué les estás haciendo a los mestizos que no responden al elixir?”
Un sonido de exasperación se escuchó a través del teléfono. “Lo que me ha ordenado hacer el Consejo, Alex. Encargarme de ellos.”
La sangre se congeló en mis venas. “¿Qué quieres decir con ‘encargarte de ellos’?”
“Alex, eso no es importante. Mira, son sólo mestizos-“
“¿Qué diablos crees que somos?” Me levanté y empecé a caminar. Una vez más. “Nosotros somos mestizos también, Seth.”
“No”, respondió sin alterarse. “Somos Apollyons”.
“Dioses, me gustaría que estuvieras delante de mí”.
“Sabía que me echabas de menos”, dijo Seth. Podía escuchar su sonrisa.
“No. Si tú estuvieras delante de mí, te patearía, Seth. No puedes estar de acuerdo… ¡encargándotede esos mestizos! La palabra mal ni siquiera lo resume. Es repugnante, asqueroso…”.
“No voy a matar a nadie, Alex. Dioses, ¿qué es lo que realmente piensas de mí?”
“Oh.” Me detuve, sintiendo mis mejillas colorearse de rojo.
Unos cuantos momentos pasaron en silencio. Sonaba como si Seth estuviera caminando rápidamente en algún lugar. “Me gustaría estar en tu cabeza durante sólo una hora”, dijo riendo. “No. Olvida eso. No quiero. Matarías mi autoestima”.
“Seth…”
“Vamos a concentrarnos en lo importante aquí, que es Telly. Yo no creo que él no tenga una maldita cosa. No mantendría esa amenaza de ir tras el puro responsable de la compulsión sin tener alguna prueba.”
El miedo se disparó. “¿De verdad crees que tiene algo?”
“Telly es un montón de cosas, pero no es estúpido. Esperó hasta que supo que ni
Lucian ni yo estaríamos cerca de ti para hacer su jugada. No estaría sorprendido si Telly hubiera planeado lo del elixir semanas atrás como un plan alternativo. Necesitaba una distracción y consiguió una. Y Aiden tampoco es tonto”, dijo. “Te dice lo que quieres escuchar para que no hagas nada estúpido.”
Con una sensación de mareo, volví a sentarme.
“Mierda”.
“Escúchame, Alex. Ninguno de ellos- tu tío o Aiden, es importante. Aléjate de Telly. Deja que cumpla su amenaza, ya sea que tenga pruebas o no.”
“¿Qué?” Me quedé mirando el teléfono como si de alguna manera pudiera verme, lo que era un poco tonto. “Son importantes para mí, Seth.”
“No. Aiden es importante para ti. En realidad, el resto no te podrían importar menos”, corrigió.
“¡Eso no es cierto!”
Seth se rió, pero no había humor en su risa.
“Alex, eres una mentirosa terrible.”
¿Qué demonios? ¿Todos pensaban que era propensa a actos de estupidez y una mentirosa terrible? Pero yo no estaba mintiendo. Laadan y Marcus eran importantes para mí. Incluso León, aunque era un poco extraño.
Tomé una respiración profunda. “¿Así que piensas que Telly tiene algo?”
“No creo que Telly haría una amenaza vana y esperaría que tú te la creyeras. Mira todo lo que ha hecho hasta ahora.”
Dejé caer mi cabeza en mi palma abierta.
“Seth, no puedo dejarlo ir tras ellos”.
“Sí puedes y lo harás. Ellos. No. Son. Importantes. Tú lo eres. Nosotros lo somos.”
“Odio cuando dices cosas como esa,” bullí.
“Porque es verdad, Alex. ¿Por qué? Porque una vez Despiertes, podremos cambiar las cosas.” Seth hizo una pausa y luego bajó su voz. “No tienes ni idea de lo que la mayoría del Concejo quiere que les hagan a los mestizos aquí. Por suerte, mi presencia parece mantener a la mayoría de ellos a raya. Pero sí quieren matarlos, Alex. Pero sí quieren matarlos, Alex. Ellos ven a los mestizos como un problema que no tienen tiempo ni mano de obra para resolver. Sobre todo ahora que los Daimons no dudan en atacar a los Covenants.”
“Pensé que no te importaban los mestizos.” Levanté mi cabeza y miré la pared en blanco al otro lado de la cama.
“No perder el sueño por sus vidas de mierda y estar bien con su exterminio, son dos cosas diferentes, Alex”.
“Dioses, Seth.” Sacudí mi cabeza. “A veces no te conozco”.
“Nunca has tratado de hacerlo”. Dijo sin asomo de ira. “Y eso realmente no importa en estos momentos. Todo lo que importa es que te mantengas a salvo. Mira, me tengo que ir. Sólo permanece en tu habitación, al menos hasta que Telly se vaya. Yo sé que tiene que estar de vuelta por aquí porque están tendrán reunión el viernes.”
“Está bien,” le dije. “¿Seth?”
“¿Qué?”
Me mordí el labio, sin tener idea de lo que quería decirle. Había tantas cosas, y ninguna de ellas era algo que estuviera dispuesta a discutir en estos momentos. “Nada. Yo… yo hablaré contigo más tarde.”
Seth colgó, sin hacerme prometer que no iba a meterme en problemas. Creo que sabía que mi palabra era tan buena como la suya.
Las siguientes veinticuatro horas pasaron dolorosamente lentas. No se me permitía salir de mi habitación. La comida era traída por una de mis niñeras. Además de ellos, no tenía visitantes. Aburrida a muerte, limpié mi cuarto de baño y reorganicé mi armario, lo que terminó con la ropa esparcida por todo el suelo.
Hubo un momento en el que el pánico abrió un agujero a través de mi pecho. ¿Estaba tomando la decisión correcta al no entregarme?
Traté de llamar a Seth un par de veces, pero fue un fracaso total. Él eventualmente devolvía la llamada justo después de que yo me había cambiado para ir a la cama. No hablamos por mucho rato o sobre algo importante. Creo que estaba sorprendido de que todavía siguiera en mi dormitorio y no hubiera hecho nada tonto todavía.
Tomó horas de dar vueltas a la deriva para quedarme dormida, pero pude dormir por mucho tiempo. Me desperté cuando todavía estaba oscuro, la colcha retorcida alrededor de mis piernas.
Observé las virutas de luz a través del techo, desapareciendo cuando la luna se sumergió detrás de una nube fuera de mi ventana. Mi cerebro inmediatamente entró en modo hiperactivo, repitiendo todo lo que había ocurrido con Telly, y luego con Aiden y Seth. ¿Y si Seth tenía razón y Telly tenía una forma de descubrir que era Aiden? O incluso si no la tenía, ¿qué si iba tras de él? Y no era sólo Aiden del que me preocupaba. ¿Qué diría de mí si dejara que otros fueran perjudicados para que yo pudiera vivir hasta la próxima vez? Porque habría una próxima vez: lo sabía. ¿Y quién arriesgaría su futuro y su vida entonces?
No era correcto o justo.
Incorporándome, balanceé mis pies fuera de la cama y me puse de pie.
El aire gélido se propagó por mis piernas desnudas poniéndome la piel de gallina. Agarré un suéter largo y grueso de la esquina de mi cama y lo deslicé sobre mi camiseta de tirantes. Arrastrándome a la ventana, aparté las cortinas y miré detenidamente hacia afuera. No podía ver nada en la oscuridad y ni siquiera estaba segura de lo que estaba buscando.
“¿Qué estoy haciendo?”, me pregunté a mi misma.
“Absolutamente nada si puedo evitarlo”
Chillando, dejé caer las persianas y me di la vuelta. Con el corazón desbocado, miré de reojo la alta silueta que ocupaba toda la puerta de mi dormitorio. Una vez que reconocí quien era, no sirvió para calmar mi acelerado corazón. “¡Santos bebés daimons! Me acabas de dar un ataque al corazón.”
Aiden dio un paso adelante, cruzándose de brazos.
“Lo siento.”
Me aferré más al suéter, mirándolo. “¿Qué estás haciendo en mi habitación?”
“¿Tienes problemas con chicos estando en tu dormitorio ahora?”
“Ja. Ja.” Me apresuré a mi mesita de noche y encendí la lámpara. El suave resplandor llenó la habitación. “En realidad, nunca he invitado a Seth aquí. Él sólo se sintió como en casa[1]. “
El fantasma de una sonrisa apareció en su cara. Como siempre, él estaba en su atuendo de centinela. Entonces me di cuenta. Me quedé boquiabierta.
“Estás trabajando, ¿no?”, demandé.
“Bueno, había una buena probabilidad de que trataras de escabullirte antes de que Telly pudiera irse en la mañana. Estábamos tomando precauciones solo en caso de que lo hicieras.”
“¿Estábamos?” Escupí. “¿Hay alguien más aquí?”
“No, pero León lo estaba adentro justo después de que te quedaras dormida. Linard está patrullando afuera.” hizo una pausa. “Acabo de cambiar turnos con León. Lo siento si te he despertado.”
Me quedé mirándolo, estupefacta. “¿Ustedes se han estado cambiando de turnos aquí mientras dormía? ¿Ayer por la noche también?”
Él asintió con la cabeza.
“Afortunadamente Marcus sugirió la idea. De lo contrario, tengo la sensación de que Linard hubiera tenido que perseguirte a través del patio y detenerte antes de que salgas corriendo.”
“No soy estúpida” Mis dedos se crisparon alrededor de los bordes de mi suéter. “¿Realmente crees que iría en busca de Telly en mitad de la noche?”
Él inclinó la cabeza hacia un lado. “Esto viene de la chica que una vez se coló del
Covenant para encontrar a un Daimon”.
Touché. “Lo que sea. No estaba planeando hacer algo así de nuevo.”
“¿No?”
Negué con la cabeza. Había una parte de mí que lo había estado considerando.
“No podía dormir. Hay mucho sucediendo en mi cabeza.”
“Eso es comprensible.” Sus ojos flotaban sobre mí, instalándose en mi mejilla.
“¿Cómo está?”
Incliné la cabeza, protegiendo mi rostro.
“Está bien”.
Apartó la mirada un momento y luego su mirada volvió de nuevo hacia mí. “Has pasado por cosas peores, lo sé, pero aun así. No deberías lidiar con lo que él hizo… o con Jackson. Con nada de esto, en realidad.”
“¿Qué quieres decir?”
“Nada, sólo estoy divagando.”
Los hombros de Aiden se relajaron mientras miraba alrededor de la habitación.
“Ha pasado un largo tiempo desde que estuve aquí. “
Seguí su mirada, que había aterrizado en mi cama. Un rubor caliente fue desde mi pelo hasta la punta de mis dedos. La docena de imágenes más o menos intensas bailaron delante de mis ojos, todas ellas completamente equivocadas teniendo en cuenta todo lo que estaba pasando.
“Era tu primer día de vuelta aquí”, dijo, y apareció una pequeña sonrisa. “Había
ropa en el suelo entonces, también.”
Sorprendida, me concentré en él, el Aiden real completamente vestido. Por supuesto, había estado en mi sala de estar pero tenía razón. No se había aventurado más allá del sofá. “¿Te acuerdas de eso?”
Él asintió con la cabeza. “Sí, yo te estaba sermoneando”.
“Después de que saqué a Lea de su asiento del cabello.”
Aiden se echó a reír y ese sonido me hizo sentir cálida.
“Por fin lo admites.”
“Ella se lo merecía en ese tiempo.” Mordí mi labio mientras lo miraba, su mirada reuniéndose con la mía. ¿En qué estaba pensando ahora mismo? Me senté en el borde de la cama. “No voy hacer nada, a pesar de que debería. No tienes que estar aquí.”
Aiden se quedó en silencio un par de momentos, y luego se dirigió a donde estaba sentada y se sentó a mi lado. El aire en la sala de repente se volvió más pesado, la cama más pequeña. La última vez que estuvimos en una cama -y yo había estado tan cerca de estar desnuda-, había sido la noche en su cabaña. Increíblemente, el recuerdo me hizo sentir más cálida y nerviosa… mucho más nerviosa. Debería haberme quedado dormida.
“¿Por qué crees que deberías entregarte, Alex?”
Me deslicé hacia atrás y metí las piernas debajo de mí. La distancia ayudó un poco.
“Seth dice que hay una buena probabilidad de que Telly pueda probar que fuiste tú o que hará un movimiento en contra de todos los sospechosos”.
Se volvió, enfrentándome.
“No importa si lo hace, Alex. Entregarte a Telly significa tu final. ¿No lo entiendes?”
“Y no ir a Telly significa tu final, y el de cualquiera que él crea que me ha ayudado.”
“No importa”.
“Hablas como Seth, como la vida de otros no es importante, pero la mía sí. Eso es mierda.” Me puse de rodillas, tomando una respiración profunda. “¿Y si Telly te hace algo a ti? ¿O a Laadan o a Leon, o Marcus? ¿Esperas que yo esté bien con eso? ¿Qué viva con eso?”
Los ojos de Aiden se oscurecieron.
“Sí, espero que vivas con eso.”
“Eso es una locura.” Me bajé de la cama, sintiendo la fiebre picante de la ira. “¡Estás loco!”
Él me miró con calma. “Es la única manera”.
“No puedes decir que mi vida es más importante que la tuya. Eso no está bien”.
“Pero tu vida esmás importante para mí”.
“¿Te estás escuchando?” Me detuve frente a él, mis manos temblorosas. “¿Cómo puedes tomar esa decisión por otras personas, por Laadan y Marcus?”
“Mira”, dijo Aiden. Sus manos elevándose en el aire. “Enójate conmigo, golpéame. Eso no cambia nada”.
Me acerqué a él para empujarlo, pero no golpeándolo en realidad.
“Tú no pued…”
Aiden tomó mis dos muñecas y me arrastró a su regazo, cambiando mis muñecas a una mano. Él suspiró. “No me refería a que realmente me golpearas.”
Demasiado aturdida para responder, yo sólo lo miré. Nuestras cabezas estaban a sólo unos centímetros de distancia.
Mis piernas se enredaron en las suyas, y luego extendió la mano libre, alisando el lío de cabello en mi cara. Contuve el aliento mientras se aceleraba mi corazón. Nuestras miradas se encontraron y sus ojos se volvieron mercurio.
Él tomó la parte de atrás de mi cuello. Escuché su inhalación brusca. Luego dejó libre mis muñecas y me agarró de las caderas. Antes de que pudiera parpadear, yo estaba de espaldas, y Aiden se cernía sobre mí. Utilizando un brazo para sostenerse, bajó la cabeza y rozó sus labios sobre mi mejilla hinchada.
“¿Cómo es que siempre terminamos de esta manera?”, preguntó con la voz áspera mientras su mirada viajaba por mi cara y mi cuerpo.
“Yo no hice esto.” Poco a poco, levanté mis manos y las coloqué sobre su pecho. Su corazón dió un salto bajo mi palma.
“No. Esto es todo por mí”. La mitad inferior de su cuerpo se desplazó hacia abajo. Nuestras piernas se entrelazaron. Sus ojos buscaron los míos.
“Cada vez es más difícil. “
Mis cejas se levantaron y contuve una risita.
“¿Qué?”
Aiden sonrió y el alivio se veía en sus ojos.
“Parar antes de que sea demasiado tarde”.
En un segundo, todo: la brecha que se había interpuesto entre nosotros el día que lo había forzado a hacer esa estúpida elección, lo que había visto en las Catskills, el desastre en el que estábamos, e incluso Seth, todo se desvaneció. Las palabras salieron de mí en un apuro.
“No te detengas”.


[1]Se refiere a la fórmula de cortesía ‘siéntente como en casa’ que Alex nunca pronunció pero que Seth se autoconcedió. 

9 Comments

  1. Anonymous
    Anonymous

    NO AGUANTO POR EL CAPITULO 15!!! JURO QUE COLAPSARÉ!!! POR FAVOR, LES RUEGO TRADUZCAN TODO EL LIBRO

    Abril 19, 2013
    |Reply
  2. Anonymous
    Anonymous

    de verdad estoy muriendo u.u lo necesito completo t.t
    gracias! por el cap! una pregunta cuanto capitulos trae deity

    Abril 19, 2013
    |Reply
    • Anonymous
      Anonymous

      35

      Abril 19, 2013
      |Reply
  3. Anonymous
    Anonymous

    me muerooooooo quiero tenerlo completooo por favorr

    Abril 19, 2013
    |Reply
  4. Anonymous
    Anonymous

    ´NOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!! que sigue?????!!!!!!!!! que sigue??????!!!!!!!!!!!

    Abril 19, 2013
    |Reply
  5. ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh por diooss por favor suban el cap 15!! me fijo todos los días para ver si hay mas caps!!! me estoy mueriendooo

    Abril 19, 2013
    |Reply
  6. Anonymous
    Anonymous

    Gracias por la traducción!!!! o mi dios que capi tan bello me encanta ya quiero saber que pasa en el 15 plis capi pronto, son geniales me muro de las ganas de saber que sigue

    Abril 19, 2013
    |Reply
  7. Anonymous
    Anonymous

    Llevaba esperando tanto tiempo que hubiese una escena ”apasionada” entre Alex y Aiden que pensaba que si no salia pronto me pegaba un tiro…
    Bueno quizas no por que quiero saber como acaba el libro y la saga. :)

    Abril 19, 2013
    |Reply
  8. Anonymous
    Anonymous

    UOOOOOOOO!!!!! NO PUEDO ESPERAR… NO TE DETENGAS!!! Como ha dicho Alex y sigue con el 15 jajajaja Me va ha dar hipertension y voy a convulsionar esto es demasiado!!! DESEO QUE SE BESEN YA!!!

    Abril 19, 2013
    |Reply

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *