Skip to content

La Noche de todos los Tiempos, de René Barjavel

Posted in Distopía, Fantasía, and Libros

Sinopsis:
El principio es impactante. Una expedición antártica percibe señales de ‘algo’ enterrado en el hielo de un glaciar. Un objeto esférico compuesto por una capa de oro, que data de 900,000 años, es decir, de la noche de los tiempos? El mundo se inquieta, y un grupo de científicos de diversas nacionalidades es destacado para ahondar en el descubrimiento. La esfera es la cubierta de una estancia que contiene los cuerpos desnudos de un hombre y una mujer que portan máscaras de oro, congelados en bloques de un material más frío que el hielo. Con la técnica de la época, reviven primero a la mujer, Eléa, quien les revela su asombroso origen.

La bellísima mujer… su belleza es algo que se nos recuerda en cada página- es oriunda de Gondawa, un país o región que basa su economía en la ecuación de Zoran, que permite sintetizar alimentos, ropa, en fin, lo que sea. Eléa recuerda con mucho pesar la separación de su amado Paikan, pues el cuerpo que ha sido hallado junto al suyo corresponde al sabio Coban, poseedor del secreto de la ecuación de Zoran.

Eléa revela que en su época existían también dos grandes naciones, la suya Gondawa y Enisoraï. Si bien los gondawaneses son poderosos, lo enisorianos lo son aún más. Y hay varias divergencias que los tienen en constante conflicto. Desde la posesión de colonias en otros planetas hasta el descubrimiento de un arma: el Arma Solar- que pone en juego el equilibrio entre naciones. Parece que hace 900,000 años, hubo una guerra atómica que llevó a la humanidad al borde de la extinción. El descubrimiento de un suero que proporciona algo parecido a la inmortalidad permite a los gondwaneses escoger a dos representantes de su civilización para ser preservados de la hecatombe. Eléa, por su belleza inigualable, y Coban, por ser el científico más inteligente de Gondawa. Ambos serán congelados y puestos en la cámara de oro donde serán hallados luego de 900,000 años.

Mientras Eléa hace estas sorprendentes revelaciones, los intereses en conflicto de norteamericanos y soviéticos entran en juego. Se suceden intrigas, incluso intentos de asesinato, por el interés que despierta tanto la famosa ecuación de Zoran, como algunos artefactos hallados junto a Eléa y Coban: un arma, un sintetizador de alimentos, un reproductor de pensamientos- . Se plantea la necesidad urgente de reanimar a Coban, para lo cual necesitan la sangre de Eléa.

Toma este libro en español  desde aquí

Be First to Comment

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *